Proyecto educativo: Cultura de Paz y Autocuidado

Propuesta de Formación Valórica

Carisma de nuestro Colegio

Vivir en paz consigo mismo y los demás.

Nuestra consigna

Que la Paz prevalezca en ti, en mí y en el mundo.

Propuesta académica

  • Enseñar habilidades y desarrollar interés para aprender a pensar, aprender a aprender y seguir aprendiendo.
  • Enseñar a comprender el conocimiento y desarrollar competencias para aplicar aprendizajes cognitivos, valóricos, tecnológicos y sociales.
  • Evaluar objetivamente y auténticamente para que el estudiante aprenda más y mejor, repare errores y eleve el rendimiento académico.

¿Qué ofrecemos y quiénes son los actores principales del proceso enseñanza-aprendizaje?

  • El sistema Colegio San Juan de Las Condes es un espacio educacional que postula la Pedagogía Sistémica. Enfoque que sostiene que cada estudiante comienza a crear el sentido de su vida y de los deberes escolares a partir de las pertenencias a los sistemas en que se desarrolla y el aporte que le ofrecen los distintos agentes formadores, padres, profesores. El Colegio es el primer sistema al que pertenece todo niño y joven después de su familia.

  • En este contexto sistémico el Colegio San Juan de Las Condes considera a cada estudiante como ser único, original, dotado de mente inteligente, cuerpo y espíritu. Por esta razón cada alumno es apoyado en su proceso educativo de acuerdo a sus requerimientos y necesidades personales a través de variadas estrategias y una metodología personalizada.
  • Convoca a Padres y Apoderados, alumnos y profesores a ser parte involucrada e insustituible del sistema escolar y a participar comprometidamente en autenticidad, honestidad y lealtad en la gestión del proceso enseñanza aprendizaje de cada estudiante respetando y cumpliendo las normas del sistema.

  • El Colegio crea conciencia en los estudiantes, padres y profesores que el actuar de cada miembro del sistema tiene consecuencias en el progreso, en el bienestar, en el éxito de todos los agentes que participan en el sistema escolar. El subsistema sala de clases, espacio en que interactúan los estudiantes se ve reflejado lo que a cada uno le sucede en el aspecto emocional y en el desarrollo de sus habilidades sociales y cognitivas. Para lograr el buen desempeño del alumno en el aula se entrena en el desarrollo de habilidades y competencias pertinentes utilizando variadas estrategias, no obstante hay objetivos que no se pueden alcanzar sin participación comprometida de los padres.
  • Para el personal docente el autoconocimiento del actor alumno y la aceptación de su realidad personal y también la aceptación de parte de los padres, del potencial de su hijo es un pilar fundamental para generar estrategias de apoyo adecuada al requerimiento del niño y el joven. En conjunto familia y Colegio estimulan e impulsan su evolución desde la real realidad. El modelo de educación sistémica promueve sanar y rectificar errores, olvidar frustración para emprender en cada etapa del estudiante nuevas metas, nuevos desafíos. Colegio y familia deben enseñar a aprender de todas las experiencias pasadas y dar inicio a nuevos proyectos para plantearse nuevas metas cualquiera sea la edad y las circunstancias vividas.
  • El Colegio educa la autonomía y la voluntad para perseverar en decisiones de superación y otorga énfasis en estimular las motivaciones para optar a ser una persona feliz, optimista, segura de si misma, comprometida con sus deberes, autodisciplinada, autoresponsable de las consecuencias de sus propios actos, agradecida de quienes lo apoyan y ayudan, respetuosa, amorosa con sus padres. Los hijos deben tener conciencia que nunca podrán compensar en plenitud a sus padres por lo que ellos hicieron.
  • El Colegio privilegia la relación y valoración del otro. Dedica tiempo a entregar herramientas para relacionarse asertivamente con todas las personas que los rodean. Entrega pautas éticas y morales para comunicarse y relacionarse con los demás cuidar los bienes ajenos, la naturaleza y utilizar adecuadamente todos los medios de comunicación tecnológicos.
  • El Colegio se preocupa del aspecto trascendente de cada estudiante, apoyando el descubrimiento de la identidad, la integridad y espiritualidad, estimulando aspiraciones para descubrir la razón de ser, la misión, el sentido de la vida y el vínculo con el Dios Creador. Se convoca a buscar las verdades permanentes, imperecederas y profundas que permiten construir en la sociedad un nuevo modelo de convivencia humana donde el amor, el respeto, la ayuda sean la máxima expresión del darse al otro y valorarlo en su plenitud. En pro del bien común se muestra la importancia del conocimiento y la práctica cotidiana de las verdades universales, éticas y morales. Sólo así las personas aprenderán y podrán otorgarle el auténtico valor trascendental a todos los seres que habitan el planeta y a las cosas que nos rodean.

¿Cómo llevamos a la sala de clases los principios de la Pedagogía Sistémica y de la Cultura de Paz y Autocuidado?

  • La sala de clases es el lugar en el que el estudiante interactúa con el proceso enseñanza-aprendizaje mediado por el profesor.
  • El subsistema curso está compuesto por cada alumno. En este contexto el profesor crea el ambiente para que cada alumno se sienta perteneciente, conozca las reglas, los principios, lo que debe hacer y lo que no debe hacer para lograr aprendizajes efectivos. El éxito del profesor y del alumno depende del comportamiento disciplinario de cada estudiante, del interés, de la conciencia que tiene de la importancia futura de los estudios. Cualquiera sea la actitud que el alumno demuestre, en el aula tiene que ver con lo que han aprendido en su sistema familiar, el niño muestra el resultado de lo que los padres enseñaron a su hijo. El progreso del alumno tiene también relación con las habilidades personales y los talentos innatos.

  • La gestión pedagógica de la sala de clase tiene relación con toda la dinámica familiar, motivo por el cual es importante que los apoderados entreguen información fidedigna y se dejen ayudar por las sugerencias que los profesionales del Colegio le ofrecen en relación a tratamientos, orientación psicológica, terapia y otros apoyos especializados.
  • El alumno es entrenado en las normas que debe cumplir al interior de la sala de clase para lograr aprendizaje efectivo y ser un aporte positivo para que el resto de los compañeros sea beneficiado con el desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje entregado por el profesor. Si cada alumno hace lo que corresponde, la clase es exitosa y todos aprenderán.
  • El profesor al término de la clase entrega estímulos al que cumple las metas, previa revisión del comportamiento y el trabajo registrado en el cuaderno.
  • Los alumnos tienen la oportunidad de mejorar una calificación insuficiente realizando una prueba de contenidos relevantes que el profesor determina. Esta oportunidad se da una sola vez en el semestre en cada asignatura.
  • En el sistema sala de clase se enseña a resolver los conflictos de manera que el acuerdo mutuo deje en armonía y paz a los involucrados.
  • Familia y Colegio deben enseñar a los niños y jóvenes que las dificultades y los conflictos son inherentes a las personas y a las relaciones interpersonales y sociales. El Colegio incentiva a aprender a vivir sin conflicto. Este arte se aprende y lo practican las personas que aman la sabiduría.
  • Los profesores con seguridad, autoridad y afecto exigen el cumplimiento de los deberes académicos y el cumplimiento de normas disciplinarias y la práctica de valores: respeto, consecuencia, responsabilidad, disciplina, colaboración, ayuda, sociabilidad, amor fraterno, en el contexto de la paz y el autocuidado.
  • Considerando que toda persona nace para crecer, perfeccionarse y vivir en armonía y paz la tarea del profesor del Colegio San Juan de Las Condes es desarrollar, despertar el potencial espiritual y educar las emociones para construir en el curso, en el colegio una convivencia sana armónica entre estudiantes, apoderados y profesores.
  • La educación tiene como objetivo principal la perfección del hombre, concebida así, el profesor constantemente debe despertar el potencial dormido del alumno con amor y respeto para realmente ayudar, porque la actitud de amor, respeto y ayuda incondicional dispone al estudiante a ser receptivo y replantearse y optar por superarse y alcanzar el éxito y bienestar personal consigo mismo y con el entorno escolar.
  • La dinámica enseñanza-aprendizaje en el aula tiene un sentido humano se plasma considerando al niño y al joven como persona poseedora de alma, de espíritu que posee conciencia de lo que sucede en su interior y fuera de él. Se reflexiona sobre el darse cuenta de sus cualidades, qué le gusta hacer, quien es, dónde está, cómo se siente con sus compañeros, profesores, en su familia, para dónde va, qué hará en el futuro. Se le invita a ser buena persona, a ser agradecido, que aprenda a dar y recibir ayuda, respetar y amar a sus padres y demostrar gratitud a todas las personas que lo apoyan en su evolución.
  • En el trabajo de aula se estimula al estudiante a utilizar todo el potencial de la mente, conociendo los procesos que realiza el cerebro para retener la información a largo plazo y corto plazo. Desarrolla la capacidad de asociar, relacionar, deducir, inferir y todo el potencial perceptivo visceral, auditivo y kinestésico que toda persona posee.

Fundamentos Inspiradores

Teoría General de Sistema, Educación Sistémica, Modelo Tridimensional Sistémico de formación valórica (CSJ-N.B.), Educación Personalizada, Inteligencias múltiples, Educación de las emociones, PNL, Fundamentos de coaching, Neurociencia.